Ella y Él

Ella y Él

Ella, nacida en la sabana de Bogotá, de piel trigueña, ojos oscuros y rulos desordenados. Ama bailar salsa, cocinar y probar nuevas recetas. Siente debilidad por los gatos y los niños. Disfruta leer, tomar un buen café y nunca pierde el asombro con los pequeños detalles de la vida.

Él, porteño, de pelo castaño y ojos claros, como buen argentino es fanático del fútbol y solía serlo también de los asados, hasta que hace un par de años se volvió vegetariano. Tiene como rituales, asistir asiduamente a recitales de rock y religiosamente al estadio de Racing club. También busca sus espacios para la lectura y la escritura.

A ambos les apasiona viajar y lo hicieron por separado, solos, con familia o amigos, hasta que un día sus caminos se unieron viajando por Ecuador y siete meses después ella se mudó a Buenos Aires para vivir con él.

Ahora disfrutan juntos del buen café, aunque también hay espacio para el mate, ella intenta apasionarse por el fútbol y él aprende algunos pasos de salsa. Ambos conservan su acento y sus modismos y esperan nunca dejar de hacerlo. Pero la mejor parte es cuando fijan sus miradas el uno en el otro durante largo rato para contemplarse  las sonrisas.

Se casaron a fines del 2016 y después de pensar en mudarse a un apartamento más grande, comprar sillones, mesas y electrodomésticos nuevos, finalmente decidieron aplazar todo para convertir la pasión por viajar en su nuevo estilo de vida. Es así como los dos renunciaron a sus empleos, vendieron todas sus cosas, hicieron planes de ruta,  compraron mochilas donde llevar su hogar a cuestas y emprendieron rumbo a Europa. Ahora están viajando sin fecha límite y decidiendo día a día su itinerario, solo con la premisa de hacerlo mientras la felicidad los sorprenda en cada destino.